Casimiro Serrano

Tiempo de lectura: < 1 minuto

“Soy de la colonia Morelos, ahí pasé mi infancia jugando canicas y a los trompos. Mi papá era velador, él trabajó hace muchos años cuidando el María Magdalena. Como a la edad de diecisiete años conocí, por medio de mi papá, a una persona maravillosa, a la señora Nena. No sé si me equivoque, pero para mí no hay dos en el mundo como ella, fue una persona que yo amé, ella me abrió las puertas. Alguien que me hizo fuerte cuando ella me hizo falta fue mi apá, así le digo yo de cariño a mi patrón. Cuando me faltó la señora me sentí muy deprimido, porque la amé como amas a una madre, más que una madre fue para mí. Desde entonces me enrolé a trabajar con ellos y me gustó. En mis inicios yo empecé como todo el mundo, de mero abajo. Yo lavaba baños, cuidaba el hotelito y saliendo me iba al María Magdalena a lavar los baños. Después se me dio la oportunidad de cuidar la puerta y me pasé unos añitos ahí cuidando la puerta en graduaciones, fiestas y quince años. Hice parte de mi vida en lo que es el hotel Real de Don Juan, viví mucha parte de mi juventud en el María Magdalena, la Quinta Nena y el hotel. Fue una época en la que fui muy feliz, conocí muchísima gente, me conoció muchísima gente. Mucha gente que conocí cuando iba a llevar a mis niños al kínder, a mis hooligans, así le llamé yo a los hijos de mi patrón. Me tocaba a mí llevarlos al kínder de la mano, me tocó cuidar a los cuatro, yo los quiero un chingo. Soy el encargado de seguridad, pero mis obligaciones son muchas, andar haciendo compras, depósitos de bancos y lo que se ofrezca. Se puede decir que el chalán eso es lo que es. Ya es la tercera generación, tengo un hijo que ya está metido en lo que hacemos, está de meserito, desde los diez años ahí andaba conmigo. Como todo el mundo, tengo planes que no he aterrizado y que no sé si vaya a aterrizar. Yo siempre he dicho que todos tienen el derecho de volar y empezar proyectos por sí. Si algún día se me da hacer algo, ojalá y me vaya bien. Puede ser vender papas en la esquina o no sé, pero algo que sea mío.”

Casimiro Serrano, 47 años
Asistente
Él es #nayaritadelcentenario
(223)

También te podría gustar...

Tu opinión para nosotros es importante

A %d blogueros les gusta esto: