Yukaima González

Tiempo de lectura: 2 minutos
Yukaima González

“Mi nombre es María Elizabeth Melchor González, pero mi nombre huichol es Yukaima. Ese nombre nos lo ponen a través de un sueño nuestros abuelos, es una tradición en mi comunidad. Mi nombre significa maíz morado con pigmentos de colores. Vengo de una comunidad wixáriika que está a ocho horas de Tepic, en el municipio de La Yesca; se llama Guadalupe Ocotán. La gente de allá es muy cálida, los paisajes son muy bonitos y nuestras fiestas y cultura muy coloridas. Es muy bonito todo. Siempre me gustó tener muchos amigos, me la pasaba en la calle jugando con los niños. Mi familia es muy grande. Por las tardes siempre nos juntábamos todos los primos a jugar futbol y voleybol, era muy bonito. Mi abuelito tuvo tres esposas y esas tres esposas tuvieron de a nueve hijos, de a seis y así; somos de las familias más grandes de la comunidad. Vengo de una familia de cuatro personas: mi mamá, mi papá, mi hermano y yo. Mi papá es ganadero y trabaja en el campo, mi mamá es maestra de la escuela de allá, de preescolar. Desde pequeña me había gustado participar en los certámenes de la escuela, participé para las fiestas patronales de mi comunidad. En esos concursos se gana por la cantidad de dinero que puedas juntar; me fue bien, quedé como primera princesa. La recolección la hacíamos con rifas y actividades diferentes como bailes y eventos deportivos, vendiendo trajes y artesanías en otras comunidades. Yo hago chaquira y sé bordar también, aprendí gracias a mi abuelita. Sé tortear y hacer otras tareas, desde pequeña mi mamá me enseñó todo eso. Desde preescolar hasta la secundaria estuve en mi comunidad, después me fui a estudiar a Guadalajara dos años a un internado donde venían jóvenes de diferentes comunidades indígenas también. En tercer año regresé a mi rancho a terminar la prepa y decidí venir a Tepic a estudiar la carrera de cultura física y deporte en la UAN. Tengo aproximadamente medio año aquí. Para ayudarme con mis gastos, empecé a trabajar cuidando niños, lo hice desde agosto hasta antes del certamen. Estoy viviendo una experiencia muy bonita como reina de la feria, nunca se había visto que una mujer de una comunidad indígena participara en un certamen de belleza. Se me presentó la oportunidad y pues la aproveché, lo estoy disfrutando mucho. Cuando entré al concurso no me sentía muy capaz de ganar, había personas más preparadas y más bonitas y la misma gente lo decía. Pero ése no era el caso, tenía que ser bonita en todos los sentidos. En la concentración estuve conviviendo con las quince participantes y no me sentía como muy preparada para lograr el objetivo pero para eso me estuve preparando bien. En uno de los ensayos tuve un pequeño accidente, me caí de las escaleras y pues me puse mal. Yo no me atrevía a participar y ahorita estoy aquí. Ahora me siento con una gran responsabilidad por poder representar a mi estado, es para mí una experiencia nueva pero muy bonita. En estos últimos días hemos estado en entrevistas con distintos medios en Guadalajara y de aquí también. Después de la feria empezaré con mi proyecto que es una panadería que lleva por nombre Maxa, que es un venado muy significativo para nosotros. Con el dinero que recibí de la feria voy a llevar a cabo este proyecto, con apoyo del gobierno del estado y de mi municipio también. La panadería la haré en Guadalupe Ocotán, el propósito es atender a los niños y mujeres de mi comunidad. Por un lado es generar empleo para las mujeres, para que puedan aportar en su hogar y también elaborar un bollo nutritivo para ayudar a los niños a que se vayan a estudiar bien comidos. Hay que encargarse de la logística para que llegue lo necesario allá, todo llega por camión o avioneta. Estoy muy orgullosa de venir de una comunidad indígena, mi cultura wirárica la representa mucho, nuestros trajes, la artesanía que hacemos y todo lo que bordamos es significativo para nosotros; tenemos mucho que mostrar. Me gusta mucho el arte huichol, me gustaría algún día poder hacer una línea de ropa y ayudar también a la gente que se dedica a la artesanía. Tengo varias propuestas, pero ahorita no sé si participaría en otros certámenes de belleza, ha sido un cambio completamente para mí. Quiero terminar mi carrera porque es algo que me costó mucho trabajo, me gustaría trabajar en mi comunidad y enseñar a los niños todo lo que pueda. Quiero ser maestra como mi mamá, pero de educación física. Siempre me gustó el deporte y quiero que los niños se enfoquen también por ese lado, que no se desvíen por otra cosa y enseñarles a las personas a llevar una vida saludable.”

Yukaima González, 18 años
Reina de la Feria
Ella es #nayaritadelcentenario
(378)

También te podría gustar...

Tu opinión para nosotros es importante

A %d blogueros les gusta esto: