Mireya Casillas

Tiempo de lectura: 2 minutos
Mireya Casillas

“Nací en Tepic. Soy licenciada en contaduría pública, egresada de la Universidad Autónoma de Nayarit. Soy una mujer muy alegre y muy entregada en lo que hace, toda la vida he trabajado en los medios de comunicación. Estudié en la Secundaria Federal número dos y siempre me gustó mucho la oratoria. En educación física era malísima, me daba miedo correr y cachar la pelota. Mi fortaleza siempre fue la declamación, desde niña me gustó mucho eso, yo ganaba los concursos desde la primaria. En prepa me ofrecieron una beca y estudié en la Preparatoria del Valle, tenía que estudiar para mantener la beca. No era nada fácil estar en una escuela privada, económicamente no era fácil. Saliendo de la prepa no sabía qué hacer, no había ciencias de la comunicación aquí en Tepic. Siempre me habían gustado los medios, la radio, la televisión, y la expresión oral siempre había sido mi fuerte. Tienes que dejar muchas veces tus sueños para adaptarte a la realidad y a lo que hay, tampoco tenía posibilidades como para irme a otro lado a estudiar. Surgió la oportunidad de entrar a un programa del INJUVE que se llamaba Volar Distinto; para esto yo ya había participado en la radio de chiquita, en Radio Aztlán. Hice el casting con muchos jóvenes para ese programa y quedé, yo no me la creía. Era una hora a la semana, un programa de radio que empezó en Stereo Vida. No era cualquier cosa, era un programa en vivo, ahí empecé en los medios. Para la universidad tuve que adaptarme porque yo trabajaba ya en la mañana. Trabajaba en el periódico El Financiero, en su tiempo era algo muy grande, yo me encargaba del área de ventas y publicidad. Contabilidad era lo único que se me acomodaba, trabajaba temprano y salía del periódico a la universidad. Volar Distinto era los miércoles, me salía de la escuela. El programa salió del aire porque el canal ya no podía pagarlo. Para eso Eduardo Ruiz Arce, locutor y secretario del sindicato, necesitaba un suplente en la Buena Onda. Eran cuatro programas corridos, era una maravilla y había mucho contacto con la gente. Entonces salías y todo mundo te recibía, nos traían hasta gallinas y jabas de frutas desde lejos, siempre teníamos la cabina llena de regalos. Fue un camino bien largo, estuve como dos años de practicante y siete de suplente, hasta que me quedé con una base. La Buena Onda entonces era la más escuchada, mi experiencia fue muy positiva. De la noche a la mañana la estación se volvió grupera, las canciones de Laura Pausini cambiaron por Mi Banda El Mexicano, era muy diferente pero había que adaptarse. Mucha gente se salió, yo di vuelta en todas las estaciones de la cadena y terminé en Stereo Vida. He conocido gente maravillosa a través de la radio, la radio te hace llegar a donde menos te imaginas. Estuve en Prensa con un cargo público durante dos períodos, estuve como jefa de Prensa del Poder Legislativo, siempre combinándolo con la radio. Sigo en el Congreso del Estado, ahí tengo ya más de doce años. Estoy casada y a mi marido le gustan los medios también y la mercadotecnia, tenemos planes de formar una casa productora, ésa es mi meta a corto plazo. Estoy nominada a un premio nacional de Monitor Latino, que es una de las plataformas más importantes de América Latina. Esto después de mucho tiempo, esfuerzo y sacrificio; estar en radio es dejar parte de tu vida para dedicársela a una cabina. Estoy bien feliz, es la segunda vez que me nominan, es una satisfacción bien grande representar a las radios de Nayarit. Estoy que no me la creo, no se me acaba la emoción.”

Mireya Casillas, 42 años
Locutora
Ella es #nayaritadelcentenario
(416)

También te podría gustar...

Tu opinión para nosotros es importante

A %d blogueros les gusta esto: