Celina Tress

Tiempo de lectura: 2 minutos
Celina Tress

“Soy una niña que juega basquetbol, me divierto mucho haciéndolo. Al ver a mi mamá jugar basquetbol de una manera extraordinaria, me interesé también por ese deporte. Cuando veo a mi mamá jugar, creo que tenía cuatro o cinco años. Yo recuerdo que en sus partidos se tiraba por el balón y se desvivía por defender su canasta. Al ver ese amor y esa pasión, al verla tan aguerrida en ese deporte a mí me empezó a gustar. Empecé a jugar en Tuxpan. A mi mamá le dijeron de un equipo que se había formado, entonces me metió y empecé a jugar. Entonces no era buena, pero sí tenía como ese coraje y amor por el balón, eso me hacía resaltar de las demás niñas. Poco a poco se fueron puliendo mis habilidades y pues la garra que tengo para jugar. Con ese equipo estuve uno o dos años porque luego me invitaron a jugar ya en Tepic. Después de esa invitación, estuve viniendo como dos meses a Tepic y estuve seleccionada para un nacional de CONDEBA, quedamos campeonas de hecho. Duré dos o tres años viniendo diario a entrenar para torneos. Tuve que venirme a vivir acá porque cada vez eran más salidas y el entrenamiento diario, era muy cansado. Estuve en la selección de Nayarit. Me vine sola, sí me hacía falta mi mamá para resolver varias cosas, estuve aquí en tercero de secundaria y primero de prepa. He tenido que dejar a mi familia y sacrificar muchas cosas para tener resultados. Me fui a México por invitación de un entrenador para entrar a lo que entonces era la academia CONADE. Nos invitaron a varias niñas de Nayarit, la última etapa de pruebas sólo quedamos dos de acá. De sesenta que éramos, quedamos solamente veinte, yo fui la única de Nayarit. Me fui a vivir a México, sí me costó al principio, pero cuando te haces metas vale la pena. Yo siempre le había dicho a mi mamá que yo quería representar a México, fue un año antes de irme a la Academia. Mi primer nacional estando allá lo jugué con Nayarit, fue la olimpiada. Pasó el nacional y a los días me llegó una carta para la preselección, nos citaron a veinticuatro para un Centro Básquet juvenil que se dio en Puerto Rico. Nos citaron para entrenar y en la lista sólo dieron el nombre de doce, yo quedé para representar a México. Fuimos al evento a Puerto Rico y en ese torneo nos fue muy bien, nos trajimos el primer lugar. Fue algo muy chido, conoces a personas de otros países y te das cuenta del nivel en el que tienes que estar, que de ahí no puedes bajar. El hecho de estar sometida a presión en una final contra el anfitrión si pesa mucho, tuvimos que dar todo siempre. Llegando de ese torneo nos dieron vacaciones y en agosto volvimos a entrar a la escuela. Tengo el plan de sacar una carrera, me gustaría irme a Estados Unidos y estudiar derecho, comercio internacional o fisioterapia. En el centro de alto rendimiento se fijan mucho las universidades porque sabe que hay atletas preparados, hay oportunidad. Tengo que trabajar mucho para ganarme un lugar y seguir entrenando para permanecer en selección nacional e ir al premundial que viene. Siempre he recibido el apoyo de mi familia, actualmente estoy jugando en el CENAR en Ciudad de México y pertenezco a la selección nacional. Quiero seguir trabajando por metas más altas e ir preparando mi futuro.”

Celina Tress, 17 años
Deportista
Ella es #nayaritadelcentenario
(415)

También te podría gustar...

Tu opinión para nosotros es importante

A %d blogueros les gusta esto: