Nérida Vargas

“Llegué a este país el veintiséis de agosto de mil novecientos ochenta y ocho, tenía catorce años cumplidos. Me vine porque por problemas financieros mi mamá no podía darnos estudios de preparatoria y de universidad.Casi todas las amistades que tenía en la infancia están aquí en Estados Unidos, casi nadie se quedó en Tetitlán. Mi papá estaba aquí y tenía ya a tres hermanos aquí, estaba la familia dividida. Por no poder estudiar yo en Nayarit, decidí venirme con mi papá y mis tres hermanos para acá. Crucé por el cerro, se quedó mi mamá y mis hermanas. Cruzó un hermano conmigo que tenía entonces diecinueve años. Soy originaria de un pueblo que se llama Tetitlán, del municipio de Ahuacatlán. Mi mamá nació en Jalisco pero se mudó a los dos años a Tetitlán. Allá cursé hasta la secundaria y aquí terminé la preparatoria, por mi edad no podía trabajar y tuve que estudiar. En esos tiempos era fácil cruzar, cruzamos por la madrugada junto con otras doce personas. Cruzamos y corrimos por el cerro como desde las nueve y media de la noche hasta las tres de la mañana. Ya cuando me di cuenta estábamos en la orilla de la ciudad de San Diego; en un carro nos recogieron y nos llevaron a una gasolinera en donde me estaban esperando papá y mis hermanos. Llegamos en la madrugada a la casa, descansé unas horas de tanto correr y a los dos días ya estaba en una preparatoria que se llama San Diego, en donde el sesenta por ciento son latinos. Empecé a estudiar ahí sin saber gota de inglés. El primer año todas mis materias eran bilingües y ya después empecé a agarrar algunas clases en inglés, ya cuando me gradué era inglés completamente, ya lo manejaba muy bien. Salí con beca por las calificaciones que tenía, mi trabajo era nada más dedicarme a estudiar. Me dieron mi diploma y mi carta de la beca pero no pude cobrarla porque entonces era indocumentada. En el noventa y uno no había programas como los de ahora y no pude cobrar la beca. Como ya no pude estudiar, me regresé y empecé a estudiar enfermería en Nayarit. Mi papá me llevó a Ciudad Juárez y pude arreglar papeles en aquel entonces, en el noventa y cuatro. Fue cuando regresé otra vez a California. Mi primer trabajo fue en una lavandería, mi papá se retiró en una lavandería. Mi familia, mis primos, mis tíos siempre han trabajado en lavanderías industriales y ahí fue donde empecé yo. Era un trabajo duro, me hizo querer estudiar una carrera. Estuve seis meses en la lavandería y tomé un curso de asistente médico. Con el inglés empecé a buscar trabajos de medicina. Tuve dos trabajos, estuve de asistente médico y también encontré el trabajo en el que estoy ahorita, que es una imprenta de correos. Ya tengo diecisiete años trabajando en esa imprenta. Me llegó el rumor de que había una feria nayarita en Santana, el primer evento que se hacía de una federación nayarita. Me invitaron y fue como supe de la federación, eso fue en el dos mil cinco. En septiembre fue la primera reunión, de ahí en adelante me integré y estuve alternando mi trabajo de la imprenta, el trabajo de voluntario en el club de Tetitlán y también el trabajo de la federación. Casi casi cuando entré me integré a los directivos como voluntaria. En el club estuve trabajando desde que empezamos el primer proyecto que fue la ampliación de una red eléctrica de una colonia nueva de Tetitlán; lo hicimos con gente de Fresno y también de San Diego. Entré como presidenta del club, después como consejera y actualmente soy la consejera, hemos salido adelante en estos años. En la federación estuve como secretaria, como consejera y como presidenta, actualmente empezó mi tercer año como tesorera. Tenemos dos proyectos en el club, un andador en el municipio y un arco en la entrada, seguir apoyando a la comunidad, y las fiestas patronales de Tetitlán. Voy a seguir apoyando a mi comunidad y a mi estado dentro de mis posibilidades, a los más vulnerables y por supuesto a la comunidad migrante que está aquí en Estados Unidos y los que se van a Nayarit con muchas necesidades.”

Nérida Vargas, 45 años
Migrante y voluntaria
Ella es #nayaritadelcentenario
(410)

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *