José Chávez

“Nací en Unión de Corrientes, en el municipio de Tuxpan. Ahí crucé mi primaria, en la escuela rural Aquiles Serdán. Cursé los tres años de secundaria en Palma Grande y los otros tres años en Rosamorada y estudié medicina técnica veterinaria en Pozo de Ibarra. Estuve en un curso de capacitación en Toluca para trabajar pero emigré a California en el ochenta y cuatro por primera vez. Me vine cruzando ilegal por el cerro. Me dediqué al detallado de carros y despachaba gasolina. Fui repartidor de partes para carros y tuve varios trabajos. Estuve dos años y regresé para mi pueblo. Estuve trabajando y quise terminar la escuela pero ya no pude porque se dieron otras condiciones de vida, no estaba casado pero perdí el interés cuando empecé a ganar dinero. Tuve mi propio vehículo, rentaba tierras, sembraba, me puse a trabajar las tierras de mi papá y tierras que yo rentaba. Tenía unas treinta hectáreas de melón, sandía y pepinos. Ahí se vendían en el municipio y otro lo llevaban para los compradores de fuera. El frijol que sembrábamos, y el maíz iban directamente a la Conasupo en ese entonces. Tenía también un abarrote que puse con mi esposa. Ella atendía la casa y el negocio y yo las tierras. Se vino la recesión en México y vino aparte de esos una temporada de lluvia fuerte. Nos llegó el río, rebasó toda la siembra y ya no tuve yo para salir adelante. Quise conseguir con los bancos pero no prestaban porque no había garantía. No teníamos con qué pagar, como había perdido todo ya no pude salir adelante. Fue cuando tuve que venir para acá otra vez, mi hermano me prestó para el pasaje de venida. Desde la segunda vez que vine, hace como unos veinticinco años, ya no pude regresar a mi tierra. Seguí en el negocio del detallado y vinieron los hijos. Rentamos un departamentito chiquito primero, luego otro más grande de dos recámaras. Luego me fui a rentar una casa y pude hacerme de una casa. Aquí tengo a mi familia y tengo mi propio negocio que es un detallado de carros. Ya tengo veintidós años con el negocio, aquí aprendí a trabajar. Yo creo que no hay persona a la que le vaya mal en este país cuando uno trata de ser responsable. Pertenezco a la FENINE, estuve en la mesa directiva y ahorita soy el presidente del club de Unión de Corrientes. Tengo ganas de regresar a México, extraño a mis amigos aunque me sigo comunicando con ellos. Me gustaría regresar pero todavía caminando y no tan viejo, me gustaría visitar a la gente que conozco. Tengo una casita que dejé en México, tengo diez hectáreas de tierra que no se están utilizando y tengo con mi hermano cinco hectáreas de granja de camarón, soy socio de mi hermano. Me gustaría ir y trabajar lo que supuestamente es mío.”


José Chávez, 59 años
Migrante y emprendedor
Él es #nayaritadelcentenario
(411)

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *