Patricia Acosta

“Nací en Bellavista, Nayarit. Me llevaron muy pequeña a México, cuando mi padre se fue, en el cincuenta y ocho; yo tenía tres años. Él partió a buscar una mejor forma de vida, porque donde trabajaba, que era en la fábrica textil, se había acabado la producción. Ya no salían avante las familias. Mi madre trabajaba en la fábrica y mis hermanas eran las que me llevaban a la una de la tarde para que me diera lechita. Decían que era la lechita que sabía a manta, ella me la daba ahí y me llevaban a la casa otra vez, era la chilpayatita de la familia. Soy la benjamina, somos ocho hermanos. La primera vez que regresé a Nayarit tenía cinco años, fue cuando murió mi abuelo. Entonces mi madre vino a darle su hasta luego, fue la primera vez que yo me quedé con mi hermana y su familia. De Nayarit recuerdo muchas cosas bellas, venía de vacaciones con mi hermana mayor y mi cuñado. Nos recibían en su casa dos veces por año, en Semana Santa y en Navidad. Yo venía nada más en temporadas vacacionales, pero las esperaba con mucho cariño y mucho amor. Siempre la familia nayarita nos recibía con ese afecto y ese buen sabor. Me desarrollé en México, hice mi primaria y entré a comercio. Me recibí de secretariado bilingüe y estuve trabajando a lo largo de mi vida en tres empresas de oficina y quince años en el kínder de mi hermana. Yo nada más tuve un hijo y ahora tengo dos nietas y otro en camino. Cuando mi hijo se recibió de abogado en México, decidió venirse a probar suerte con su primo de Mexicali. Como buena madre y con un hijo, pues ahí vengo detrás de él, dejamos todo lo que pudiéramos tener. Llegamos con mucho por venir y con muchas ganas de salir y hacer algo de provecho, nos ha ido bien. Ya aquí me dediqué a mi casa y a cuidar hijos prestados. Nos encanta Mexicali a pesar del calor y los inviernos fríos, es un terruño que a la gente que quiere trabajar le da cosas buenas. Tenemos aquí ya trece años. Todos nos fuimos a diferentes lados, unos al norte, unos al sur y otros en el centro de la república. Procuramos juntarnos en los lugares adonde nos tiró la chancla.”

Patricia Acosta, 62 años
Secretaria bilingüe
Ella es #nayaritadelcenario
(404)

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *